¿Cómo funciona el corte abrasivo por agua?

El corte abrasivo por agua es esencialmente un proceso de erosión acelerado. El agua a presión ultra alta se cuece a través de un orificio de rubí o diamante en una «cámara de mezcla» que crea un vacío y atrae arena granate hacia la corriente de agua.

El chorro abrasivo por agua es una herramienta de corte extremadamente potente y versátil, que se utiliza a nivel mundial para una amplia gama de aplicaciones en distintas áreas.

El corte abrasivo por agua en detalle

El proceso de corte abrasivo por agua comienza en una gran bomba accionada eléctricamente, que bombea a 2750 psi a un conjunto intensificador de servicio pesado (amplificador de presión).

Dentro del intensificador, la presión aumenta hasta 55.000 psi. Este aumento de presión se logra debido a la mayor área de superficie del pistón hidráulico (20 veces el área de superficie del pistón de agua) para amplificar la presión del agua.

Por esto, el agua de ultra alta presión se alimenta a través de una tubería de acero inoxidable a un cabezal de corte en una mesa de corte de perfiles. En el cabezal de corte, el chorro de agua a alta presión se enfoca a través de un orificio de rubí, zafiro o diamante que enfoca el agua en una fina «aguja», por donde se realiza el corte abrasivo por agua.

El agua de ultra alta presión se cuece a continuación a través de una cámara de mezcla donde la arena granate abrasiva se introduce en la corriente de agua. La mezcla de abrasivo y agua sale del cabezal de corte a través de un tubo de enfoque, creando así una herramienta de corte potente y altamente eficiente con el que se realiza el corte abrasivo por agua.

El corte abrasivo por agua se utiliza en materiales duros que no se pueden cortar solo con agua, por lo que la boquilla de agua se reemplaza por un cabezal de corte abrasivo. La corriente de agua de alta velocidad crea un vacío que atrae el abrasivo a una cámara de mezcla, produciendo una corriente de chorro de abrasivo potente y coherente.

El proceso de corte abrasivo por agua es ideal para trabajar con cualquier material en forma de hoja o losa, incluidos acero inoxidable, aluminio, chapa metálica, piedra decorativa, cerámica sintética y vidrio.

Si quiere conocer más sobre el proceso de corte abrasivo por agua y como implementarlo en su área de trabajo no dude en contactarnos. En Metal-làser Contamos con la tecnología de dos máquinas de 4.000 x 3.000mm y 2.000 x 3.000 m de alto nivel para garantizar un producto de máxima calidad, con un corte fino y un acabado arenado. ¡Confíe en los mejores!