Corte de aluminio a medida

El aluminio es uno de los metales más usados para la construcción de todo tipo de objetos y piezas de producción industrial dada su polivalencia y propiedades como su conductividad, maleabilidad y reflectividad. Sus usos van desde la industria de la construcción hasta la fabricación de todo tipo de objetos domésticos como espejos e incluso latas y tetrabriks.

Tal es su popularidad que hoy en día su uso es superado solo por el acero y el hierro.

Lógicamente, al ser usado para la fabricación de objetos o piezas muy diversas, el corte de aluminio a medida es una de las principales preocupaciones de las empresas que usan este polivalente metal.

Esta práctica hace años que ha pasado a ser mecanizada, usando principalmente las técnicas de corte por láser, corte de plasma y corte por chorro de agua. 

La principal diferencia suele ser el grosor o espesor del aluminio que sea necesario cortar. En el corte de aluminio a medida últimamente se usa especialmente el corte por chorro de agua, ya que garantiza una precisión realmente alta y reduce los residuos y virutas que suelen aparecer cuando se practica el corte sobre el metal.

Hay que tener en cuenta que muchas de las piezas que se producen de esta manera pueden ser realmente pequeñas, además de que la precisión en las medidas resultantes es realmente importante y puede marcar la diferencia entre una pieza útil o una pieza que debe ser desechada.

¿Cómo se realizan los trabajos de corte de aluminio a medida? 

Es por ello que la confianza en esta técnica ha ido en aumento con los años, pues ha demostrado una gran fiabilidad entre las medidas introducidas en el software y el resultado final.

Es importante recordar que en el corte de aluminio a medida los trabajos a realizar pueden llegar a ser cortés realmente pequeños en los que más tarde resulta realmente engorroso tratar de limpiar o lijar las virutas resultantes, con lo que la priorización del sistema de corte por chorro de agua tiene toda la lógica del mundo, reduciendo de manera drástica la generación de estos residuos tan molestos y garantizando un acabado realmente espectacular.

Podemos encontrar aluminio cada día en muchos de los objetos cotidianos que nos rodean, y dado que se trata de un metal especialmente moldeable, muchas de las piezas de sectores como el automovilístico que necesitan ser flexibles a la par que resistentes están hechas de aluminio, con lo que la dificultad del corte de aluminio a medida es aún mayor y su práctica aún más importante en cuanto a la precisión y acabado en la misma. Se trata por lo tanto, y sin ninguna duda en uno de los avances y progresos más importantes en el sector industrial de las últimas décadas.