EL CORTE POR AGUA, UNA NUEVA FORMA DE CORTE MÁS EFICIENTE

El corte por chorro a presión es realmente versátil y garantiza unos resultados espectaculares

En los procesos productivos de los diferentes sectores industriales hay muchos elementos esenciales para poder desarrollar el producto final de manera adecuada. 

Muchos de estos procesos requieren automatismos mecánicos que están formados por distintas piezas que necesitan una forma y un tamaño determinado, con lo que el corte de metales y todo tipo de materiales que forman estas piezas o, directamente, el artículo final.

En ese proceso de corte existen actualmente diferentes opciones, siendo una de las más usadas en la actualidad, por su versatilidad y la gran cantidad de ventajas que ofrece, es el corte por agua. Se trata de un tipo de corte producido por un chorro de agua que, en un proceso mecánico, se hace pasar a gran presión y velocidad por una boquilla, impactando sobre el material que se desea cortar, produciendo un acabado realmente espectacular.

El corte por agua ha supuesto, sin duda alguna, una auténtica revolución por su gran utilidad y desde hace un tiempo, un recurso de lo más habitual en cuanto a mecanizar piezas se refiere.

Como decíamos, su gran versatilidad le permite ser aplicado a una gran cantidad y variedad de trabajos de índole industrial.

¡Las ventajas que puedes encontrar con el corte por agua!

Además, otra ventaja que ofrece el corte por agua respecto a otras alternativas de corte es que se trata de un proceso que se realiza en frío. Esto es especialmente importante, ya que el material que va a ser cortado no se va a ver afectado por el calor, algo totalmente contraindicado en algunos materiales y que puede llegar a afectar el acabado y el resultado final del producto.

No es de extrañar, pues, que este sistema de corte se haya impuesto con facilidad en distintos procesos del sector industrial a otros procedimientos que, pese a resultar útiles, dependen de muchos más factores y por lo tanto son mucho más limitados en cuanto al abanico de posibilidades que pueden ofrecer.

No dudamos pues que el corte por agua seguirá ganando en relevancia hasta convertirse en el proceso por excelencia en cuanto a sistemas de corte se refiere, pues su versatilidad le permite unificar el sistema con que se cortan los diferentes materiales, con sus diferentes características y densidades, frente a la diversificación, siempre más costosa, de procedimientos de corte para los diferentes materiales usados.

Una auténtica revolución, una más, dentro del siempre cambiante y evolutivo mundo de la industrialización y automatización de procesos productivos en el sector industrial, que no deja de sorprendernos mejorando día a día y encontrando soluciones más y más eficientes que mejoran la cantidad, y más importante, la cualidad, de su producción.