El latón se selecciona en muchas empresas y elementos por sus múltiples beneficios. Por ejemplo, los accesorios de latón macizo a menudo se eligen para accesorios de baño antiguos y otros artículos para el hogar. Esto hace que sea cada vez más necesario el grabado en latón.

El latón macizo es una aleación de metal hecha de cobre y zinc. Se utilizan muchos métodos de fabricación para crear el hardware, incluidos los procesos de forjado, forjado, fundido y troquelado.

El latón macizo es un metal resistente y duradero. A diferencia del aluminio y el acero enchapado, no será necesario reemplazar un accesorio de latón macizo debido a la oxidación o la corrosión. Si bien puede costar más en una inversión inicial, los propietarios tienden a ahorrar dinero a largo plazo, ya que no tendrán que seguir reemplazando la unidad.

El latón macizo se busca por su durabilidad casi tanto como se compra para su uso decorativo. Se puede aplicar una variedad de acabados para adaptarse a muchas estéticas. Además, con una construcción robusta de latón macizo, puede enchapar el grifo o el accesorio en otros materiales.

Grabado en latón: el cuidado del material

El latón es un material difícil de mecanizar y cortar, pero los sistemas de chorro de agua facilitan el grabado en latón. Tanto el cobre como el latón son imposibles de cortar con un láser convencional debido a la reflexión. También es difícil de mecanizar de forma convencional, porque tiende a atascar las herramientas de corte convencionales. El corte por chorro de agua es la solución más adecuada para el grabado en latón

Cuando se busca un método para el grabado en latón debe tener en cuenta los pros y contras de cada uno. Uno de los elementos más importantes es el cuidado del material y que el grabado sea preciso y eficiente. Por esto, el uso del corte por chorro de agua para el grabado en latón es una excelente alternativa.

Con el corte por chorro de agua para el grabado en latón se obtiene un corte excepcionalmente rápido y una alta precisión con una tolerancia de +/- 0,1 mm.

A esto se suma, que la elección de este método para el grabado en latón incluye múltiples beneficios como el que no ocurre una zona afectada por el calor, es más rápido que los métodos de corte convencionales cuando se utilizan piezas más gruesas y además puede cortar incluso el latón que ha sido tratado térmicamente, incluso antes de cortar.

Con el corte por chorro de agua para el grabado en latón se selecciona un método excepcionalmente rápido y económico, además de que se realiza un trabajo realmente preciso.