El latón es un material versátil con muchos usos comunes. Con una aleación de cobre y zinc, el latón se usa a menudo en artículos decorativos, instrumentos musicales, artefactos de iluminación y accesorios de plomería y construcción. También se utiliza para fabricar engranajes, bridas, carcasas de munición y placas de desgaste.

Con todos estos usos comunes, es esencial tener una forma eficiente de procesar y cortar este material para que cada industria pueda hacer piezas a la medida y que cumpla sus expectativas y necesidades.

Ante esto, el uso del chorro de agua para el corte de latón es una excelente opción, por sus múltiples beneficios y características.

Al realizar el corte de latón con un chorro de agua se asegura un acabado de borde liso y que las piezas pueden estar listas para su uso sin más procesamiento.

El corte de latón por chorro de agua hace posible y asequible trabajos personalizados únicos y de primera calidad. Por eso, este método se ha utilizado en distintas industrias para el corte de grandes perfiles metálicos para edificios o fachadas de tiendas, piezas y formas para lugares públicos, mamparas y logotipos, juntas, precintos y piezas para máquinas, piezas para restauraciones de vehículos, cortes específicos para plomería y acceso eléctrico, entre otros.

El chorro de agua a alta presión para el corte de latón: lo que debes saber

Con el uso del chorro de agua a alta presión, se puede realizar un corte de latón creando piezas con precisión y certeza.  El chorro de agua no produce calor y el borde cortado es de metal en bruto y muy nítido, a diferencia del borde quemado con láser.

El corte de latón por chorro de agua es uno de los procesos de mecanizado de más rápido crecimiento en el mundo. La tecnología básica es a la vez simple y extremadamente compleja. Cuando el agua se presuriza hasta 60,000 libras por pulgada cuadrada y se fuerza a través de una pequeña abertura, además de que se mezcla con pequeñas cantidades de partículas abrasivas, como el granate, en la corriente de chorro, se pueden hacer cortes de latón precisos.

Además, al usar el agua a presión para el corte de latón los costos se reducen porque la fijación se completa en minutos sin cargos por herramientas. Debido a que los chorros de agua cortan con una ranura estrecha, las piezas se pueden anidar firmemente o cortar en línea común para maximizar el uso de materia prima.

El corte por chorro de agua abrasivo se maniobra con sistemas de movimiento robótico controlados por software, no con herramientas duras, por lo que no hay cambios costosos y que requieren mucho tiempo entre trabajos.