El mecanizado por chorro de agua, también llamado corte por chorro de agua, es un proceso en el que se utiliza un chorro de agua a alta velocidad para eliminar materiales de la superficie de la pieza de trabajo.

Por esto, el mecanizado por chorro de agua se puede utilizar para cortar materiales como plástico, caucho o madera. Para cortar materiales duros como metales o granito, se mezcla un material abrasivo en el agua. Las partículas abrasivas más utilizadas en el mecanizado por chorro de agua son el granate y el óxido de aluminio. La arena y las perlas de vidrio también se utilizan como abrasivos. La función de las partículas abrasivas es mejorar la capacidad de corte del chorro de agua.

El mecanizado por chorro de agua se basa en el principio de erosión hídrica. Cuando un chorro de agua a alta velocidad golpea la superficie, se produce la eliminación de material.  En el proceso, primero, la presión del agua se y luego la energía de la presión se convierte en energía cinética del chorro de agua. Esta energía cinética en forma de una corriente de agua a alta velocidad es suficiente para eliminar material de la superficie de la pieza de trabajo o penetrar la pieza de trabajo dando como resultado una acción de corte.

El mecanizado por chorro de agua se utiliza en diversas industrias como la minería, la automoción y la aeroespacial para realizar operaciones de corte, conformado y escariado. Los materiales que se someten al mecanizado por chorro de agua pueden ser caucho, textiles, plásticos, espuma, cuero, baldosas, vidrio, alimentos, metales y mucho más.

Las ventajas del mecanizado por chorro de agua

El mecanizado por chorro de agua es popular en distintas industrias debido a las múltiples ventajas que ofrece. Una de ellas es su capacidad de cortar materiales sin alterar su estructura original, lo que sucede porque no existe una zona afectada por el calor. Al trabajar con presión de agua, el material no sufre daños ni deformaciones por el aumento de la temperatura en la zona.

Además, con el mecanizado por chorro de agua el área de trabajo permanece limpia y sin polvo.

Con el mecanizado por chorro de agua se pueden realizar cortes complejos e intrincados en materiales como caucho, plásticos, madera, granito, o muchos otros.

El mecanizado por chorro de agua tiene un bajo costo de operación y mantenimiento porque no tiene partes móviles, no se utilizan electrodos ni herramientas de corte y el agua utilizada en el proceso se puede reutilizar. Este factor también ayuda a reducir el costo de funcionamiento. Es respetuoso con el medio ambiente ya que no genera contaminación ni productos tóxicos.