La historia de los grabados en madera personalizados

La madera ha sido uno de los materiales que ha vencido la prueba del tiempo para estar presente de forma utilitaria y artística en nuestra sociedad, por lo tanto, es normal que se haya evolucionado hasta lograr los grabados en madera personalizados.

Los grabados en madera personalizados, una de las formas más antiguas de grabado, se hace cuando una imagen única o solicitada para un cierto fin se corta en una superficie de madera. En la antigüedad, los artistas cubrían con tinta y imprimían en otra superficie como papel o tela los grabados en madera realizados.

Los grabados en madera se desarrollaron en China alrededor del siglo V y luego se adoptaron en Japón. Al principio, se utilizaron para imprimir textos como las escrituras budistas. En Europa, los grabados en madera se utilizaron para imágenes a partir de finales del siglo XIV, cuando el papel comenzó a fabricarse comercialmente en partes de Alemania y Francia. La imprenta también se hizo de uso común en esta época.

A través de muchos períodos artísticos diferentes, el grabado en madera siguió encontrando practicantes. En Europa, el método disfrutó de un resurgimiento del interés a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando artistas como Paul Gaugin y Edvard Munch crearon grabados en madera que utilizaron las cualidades lineales del método con gran efecto.

Grabados en madera personalizados: en la actualidad

Hoy en día los grabados en madera personalizados tienen múltiples usos, desde decorativos hasta para piezas comerciales. Asimismo, los grabados de madera personalizados pueden producirse tanto como una marca de contraste como un efecto de profundidad y en todos los tipos de madera.

Asimismo, el método de corte por chorro de agua es uno de los más usados para realizar grabados en madera personalizados. Las cortadoras de chorro de agua no solo pueden cortar madera, sino que también pueden cortar casi cualquier objeto sin esfuerzo. Por lo tanto, los convierte en una gran herramienta para cortar y dar forma a diversos materiales tanto en proyectos profesionales como de bricolaje.

Es muy posible aplicar chorro de agua a la madera de manera segura sin dañar su integridad estructural o estropear la forma. Ni siquiera tendrá que preocuparse por causar delaminación o terminar con bordes húmedos. Siempre que la presión y la velocidad del chorro de agua sean correctas, puede hacer que el chorro de agua atraviese la superficie de la madera y evitar que se humedezca.

Aunque hay ciertas posibilidades de no obtener un borde limpio o tal vez una ligera delaminación una vez que haya ajustado la configuración y los controles adecuados. Todavía puede ajustar la configuración de control numérico de su computadora a la perfección para obtener la presión, los ángulos y todo lo correcto para evitar interrupciones y conseguir unos grabados en madera personalizados perfectos.