La historia del abrasivo con chorro de agua

El abrasivo con chorro de agua es la última tendencia en el corte para diferentes materiales debido a sus múltiples beneficios. Pero, ¿sabías que en realidad este sistema ha existido de una forma u otra durante los últimos 80 años?

Los ingenieros han utilizado agua a alta presión para proyectos de erosión minera hidráulica desde mediados del siglo XIX. Sin embargo, no fue hasta la década de 1930 que aprovecharon chorros de agua para cortar, dando paso posteriormente al abrasivo con chorro de agua.

En 1933, una empresa papelera de Wisconsin desarrolló una máquina que utilizaba un chorro de agua a baja presión que se movía en diagonal para cortar una hoja de papel continuo que se movía horizontalmente. Dos décadas más tarde, en 1956, un ingeniero de Luxemburgo desarrolló un método para cortar formas de plástico blando utilizando un chorro de agua de chorro fino a alta presión.

Sería un ingeniero de aviación quien haría el primer avance significativo en la tecnología de chorro de agua en 1958. Desarrolló un sistema que usaba una bomba de 100,000 psi para entregar un chorro de líquido a súper alta presión capaz de cortar acero.

A lo largo de las décadas de 1960 y 1970, otras personas harían otros refinamientos, la mayoría de los cuales involucraban el cabezal de la boquilla, a este chorro de agua. Las máquinas más nuevas podían cortar una variedad de materiales, como piedra, vidrio y madera, y hacerlo con una precisión cada vez mayor.

El siguiente gran avance en la tecnología de chorro de agua se produjo a principios de la década de 1980, cuando un ingeniero estadounidense nacido en Egipto llamado Mohamed Hashish desarrolló una boquilla de chorro de agua abrasivo comercialmente viable para cortar, presentando el abrasivo con chorro de agua.

El abrasivo con chorro de agua existía desde mediados de la década de 1930, pero solo con fines de limpieza con chorro húmedo. Pero los refinamientos de Hashish, que incluyeron el desarrollo de una boquilla capaz de resistir la presión de una mezcla de agua abrasiva, revolucionaron la industria del chorro de agua.

Abrasivo con chorro de agua: sus usos

Con el abrasivo con chorro de agua se activa un proceso de corte en frío, usando solo abrasivo natural y agua para cortar casi cualquier material, este proceso produce una superficie de corte suave sin escoria ni zonas afectadas por el calor.

El equipo de corte por chorro de agua ofrece una flexibilidad increíble que puede ajustar fácilmente para un requisito de corte específico, y puede ser ideal para cortar materiales que se someterán a un segundo proceso, ya que no utiliza calor, que puede dañar los materiales.