Lo que debes conocer sobre el corte de aluminio a la medida

El aluminio es útil para diferentes industrias manufactureras debido a sus propiedades especiales.

Aunque puede encontrarlo en una variedad de grados, el aluminio es resistente a los elementos ambientales. Además, el aluminio es un material muy resistente y ligero, que se utiliza para fabricar varios objetos, por esto son muchas las empresas que tienen la necesidad de un corte de aluminio a medida.

Este material puede tener abolladuras y rayones. Aún así, conserva la fuerza general. Además, el aluminio es fácilmente reciclable por lo que no daña el medio ambiente.

El corte con agua a alta presión puede ser una excelente opción para este material ya que la corriente de agua a alta velocidad utilizada para el corte de aluminio ayuda a lograr resultados precisos. También puede añadir la fuerza del abrasivo y el agua, lo que asegura una solución de corte de aluminio a medida.

Corte de aluminio a medida: el proceso ideal

Los chorros de agua son ideales para el corte de aluminio a medida, ya que es adecuado para cortar metales que pueden verse afectados negativamente por el calor. Esta demanda está particularmente extendida en las industrias aeroespacial y de vehículos, sin embargo, en la actualidad, son incontables las empresas de distintas industrias que se benefician y confían en este método.

Básicamente, los chorros de agua pueden procesar espesores de metal mayores que los láseres, y pueden cortar con mayor precisión que los procedimientos de chorro de plasma o de llama, por lo que este es el proceso ideal para aquellos que buscan un corte de aluminio a medida.

Entre las ventajas al usar los chorros de agua para el corte de aluminio a medida se encuentra que el material va a permanecer inalterado metalúrgicamente, lo que ocasiona un trabajo preciso y eficaz que no requiere mayores procesos. Además, esto permite el ahorro de tiempo y dinero, ayudando a la competitividad de la empresa.

Las zonas del aluminio que se cortan no son afectadas por el calor ya que este no es necesario en este proceso, solo la fuerza del agua a presión. A esto se suma que no se desprenden humos ni vapores, por lo que el trabajo se realiza de forma segura para todos.

El método de corte por chorro de agua no solo es eficiente para el corte de aluminio a medida, sino que permite el corte de cada aleación. Este proceso también es respetuoso con el medio ambiente.

Las aplicaciones habituales del chorro de agua a presión para el corte de aluminio a medida  se realizan en la industria de fabricación de vehículos, además de en piezas de montaje, piezas de acabado, producción económica de piezas individuales, modificaciones rápidas y también en materiales de alta tecnología.