Una máquina de corte por agua es una herramienta capaz de cortar metal y otros materiales utilizando un chorro de agua a alta velocidad y presión. A veces, los chorros de agua impulsarán una mezcla de agua y una sustancia abrasiva para mejorar el corte. El método del corte por agua en Barcelona es cada día más popular ya que son una opción extremadamente útil en la realización de cortes precisos, sin cambiar las propiedades intrínsecas del material.

Además, el corte por agua en Barcelona puede usarse en distintos materiales, lo que lo convierte en una opción útil en distintas industrias.

La larga lista de materiales que puede ser tratados el corte de agua en Barcelona

En el proceso de corte por agua en Barcelona se usa un chorro de agua a alta velocidad que atraviesa el material. A veces, los aditivos u otros abrasivos pueden ayudar en el proceso. La naturaleza del flujo de corte se puede modificar muy fácilmente, lo que significa que la herramienta se puede utilizar en una amplia variedad de materiales, desde madera hasta metal.

Uno de los principales beneficios del corte por agua en Barcelona es que no se requiere calor. Por lo tanto, puede cortar metal sin interferir con su estructura inherente. No hay una «zona afectada por el calor», lo que significa que se cortará sin dañar el metal ni cambiar sus propiedades intrínsecas.

El corte por agua en Barcelona funciona en todo tipo de metales: acero, aluminio, titanio y una gran cantidad de metales exóticos que resultan difíciles de cortar con otras herramientas o procesos. El usar un corte por agua en Barcelona en metales produce un borde liso sin marcas de quemaduras.

El aluminio es uno de los materiales en los que es más común usar el corte por agua en Barcelona, ya que es un proceso rápido y limpio, sin ninguna distorsión térmica. Lo mismo ocurre con las aleaciones de latón que se cortan de forma rápida y limpia.

El corte por agua en Barcelona también ideal para cortar titanio, que puede ser un material desafiante para los procesos de mecanizado convencionales. El titanio se puede cortar de forma rápida y precisa sin ninguna distorsión térmica o fragilización de la superficie. Debido a que el titanio es tan caro, se pueden obtener considerables ahorros de costes mediante el anidamiento estrecho de las piezas que es posible con el proceso de chorro por corte por agua para reducir el material de desecho.

También, las baldosas de cerámica, el plástico, el caucho, el acrílico y el vidrio pueden ser tratados gracias al corte por agua en Barcelona, de forma eficaz y precisa, creando piezas perfectas en un proceso rápido.