¿Por qué hacer el grabado en chapa de aluminio con corte por chorro de agua?

El grabado en chapa de aluminio puede hacerse mediante diversas técnicas como la de corte por chorro de agua.

El corte de metales a partir del chorro de agua a presión presenta grandes beneficios:

  • Más productividad, corte rápido y preciso y piezas de alta calidad
  • El mínimo ancho de incisión para conseguir un nivel de detalle increíble
  • La utilización de materiales compuestos no son ningún impedimento
  • Se ahorra en materias primas y se generan menos residuos
  • No se necesita sujeción general de las piezas, porque las fuerzas verticales o laterales son mínimas
  • Dependiendo del espesor del material, puede realizarse el corte en una sola pasada
  • No producen daños térmicos
  • Corte casi definitivo, retirando casi completamente el acabado manual

El corte de metales con chorro de agua con abrasivo está diseñado para aplicaciones exigentes sobre cualquier tipo de metal, como el grabado en chapa de aluminio.  El aluminio y todo tipo de metales pueden ser moldeados mediante los chorros de agua abrasivos, los cuales permiten cortar fácilmente hasta materiales como el titanio, el latón o el acero inoxidable. Es un sistema preparado para cortar todo tipo de materiales y formas y proporciona el mejor borde, es decir, que como no provoca esfuerzo mecánico, ni distorsión térmica ni zona de afectación térmica (ZAT), no se necesitan procesamientos secundarios. Se puede conseguir un borde suave en la pieza y mínimos anchos de incisión, ya que el chorro de agua a presión corta con una incisión muy delgada y se pueden anidar las piezas a corta distancia o cortar, siguiendo líneas comunes para aprovechar al máximo el material y generar el mínimo residuo.

Consigue la mayor precisión en el grabado en chapa de aluminio con la técnica Abrasive Waterjet

En nuestra empresa utilizamos técnicas profesionales de corte por chorro de agua, como es el Abrasive Waterjet, un sistema que consiste en cortar materiales usando un rayo de agua con una alta presión junto con un abrasivo. Se trata de una tecnología de corte a presión que proporciona la máxima precisión en el corte y que permite obtener resultados increíbles, permitiendo una gran versatilidad y flexibilidad en la fabricación.

Gracias a esta técnica se puede realizar un grabado en chapa de aluminio de forma profesional, consiguiendo los mejores resultados en poco tiempo y siempre con la máxima precisión que se pueda alcanzar.

Por otro lado, el grabado en chapa de aluminio con corte por chorro de agua es una de las opciones más sostenibles que existen, ya que se utiliza agua y no genera ningún inconveniente a nivel térmico ni tampoco genera prácticamente residuos, porque se aprovecha al máximo el material.