Todo lo que necesitas saber sobre el abrasivo con chorro de agua

El corte por chorro de agua puede ser con o sin abrasivo, dependiendo del material a tratar y hoy vamos a explicarte todos los detalles del abrasivo con chorro de agua.

El abrasivo con chorro de agua suele utilizarse en materiales como el aluminio, el acero inoxidable, el acero templado, latón, cerámica, vidrio, mármol, vigas de hormigón, titanio, bronce de aluminio, granito, acero de carbón y todos aquellos materiales de espesores de un máximo de 200 mm.

Simplicidad, precisión y una potencia extrema son algunas de las ventajas que presenta el abrasivo con chorro de agua. Se emplea únicamente agua a presión para cortar todo tipo de materiales, incluso metales resistentes y las máquinas de corte impulsan un chorro de agua a través de un cabezal a muy alta presión. Un proceso completamente mecánico que cortará cualquier tipo de material.

Ventajas del abrasivo con chorro de agua

El abrasivo con chorro de agua presenta muchas ventajas:

  • Es un proceso que se realiza en frío, de modo que no afecta a las condiciones térmicas de la pieza, de modo que no se deformará.
  • Al utilizar solo agua no contamina como otros sistemas convencionales que sí utilizan gases o residuos tóxicos
  • Al ser máquinas que se programan, el corte puede hacerse por cualquier operario o ingeniero, porque no necesita una preparación para manejar la máquina, como sí ocurre con los de oxicorte o plasma
  • Es capaz de cortar cualquier material sin limitaciones, desde madera a tejidos o metales
  • El espesor que puede cortar es muy elevado, incluso más que las herramientas que se cortan por láser.

El abrasivo con chorro de agua es uno de los sistemas más multifuncionales y polivalentes del mercado, tanto en lo que se refiere al espesor como a la variedad de los materiales que se utilizan. La calidad del corte es muy buena y precisa, pudiendo trabajar distintas formas y espesores de todo tipo de materiales.

Las máquinas de corte por chorro de agua se utilizan para conseguir una velocidad y presión muy potentes, para cortar distintos materiales, y las que llevan abrasivos sirven para cortar materiales de más dureza y profundidad, como puede ser el acero o las barras de metales y grosor. Se componen del surtidor de agua, generadores de presión, boquilla exprimidora o cabezal de corte, contenedor de abrasivos y mesa o zona de corte. Es perfecto para hacer piezas a medida con el acabado más preciso y al ser un corte en frío presenta muchas ventajas para el mundo industrial, respecto a otros métodos convencionales que están más limitados. Si quieres saber más sobre el abrasivo con chorro de agua y confiar en una empresa especializada, te invitamos a contactar con nosotros a través de nuestra página web.